martes, 20 de marzo de 2012

Días



He perdido cinco kilos de amor ajeno, ahora me quedan los de amor propio.

Me he cortado el pelo muy corto, cada mechón, cada cabello cayendo despacio sobre el suelo eran pedacitos de desamor. 
He recuperado de nuevo mi autoestima.

He redecorado mi dormitorio. Lo he puesto patas arriba, he pintado paredes, cambiado muebles, reubicado su orientación, lo que estaba al norte lo he colocado al sur, lo que estaba arriba, abajo. 
He vuelto luz la oscuridad, he dado color y aroma. 
He recuperado la satisfacción de obrar cambios con el trabajo de mis manos.

He cargado y descargado muebles, he pintado, arreglado, cosido, decorado. He arreglado el grifo que nadie sabía arreglar y nos quedábamos con él en la mano.
He reído, he querido, he compartido el tiempo con mi gente, con la que me quiere de verdad. 
Estoy recobrando mi orgullo.

Tan sólo en unos días...



No hay comentarios:

Publicar un comentario