viernes, 30 de marzo de 2012

A mi niño grande



Mi niño grande, mi gran apoyo de hoy y de siempre.

Luchando con sus contradicciones, cuerpo de hombre en mente de niño o ideas de hombre en su joven cuerpo, caminando hacia la persona fuerte y madura que un día será.

Lidiando entre la adoración a su madre y el amor debido a su padre. Nadie le ha pedido que se posicione, pero él entiende que en algún momento deberá hacerlo y sabe de qué lado se inclinará la balanza.

No hay equilibrio y él lo sabe, aunque intenta mantenerse en el eje y yo aplaudo su decisión, porque es madura, pensada y hoy por hoy, justa.

Mi niño grande, uno de mis dos grandes amores. Mi cómplice, mi debilidad, mi ternura. 

Mi gran tesoro, mi gran fortuna.

Mi mayor riqueza.

Puedes pelearte y luchar por unos pocos euros. La mayor riqueza de nuestra vida la tengo conmigo. Soy generosa y la comparto contigo, pero ese es mi gran patrimonio, el único que no podrás quitarme jamás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario