domingo, 19 de agosto de 2012

Por ellos



No llores, no decaigas, es sólo un momento, resiste, no te dejes vencer.

Saca tu fuerza de donde sea, rebusca por los rincones, pero no llores, no te menosprecies, piensa en lo mucho que tú vales, en todo lo que estás haciendo sola, recurre de nuevo a tu poder.

La gente que te quiere, te adora y te apoya más que nunca y los que te han dado la espalda, qué importan. 
Nunca fueron importantes para ti.

Sólo tu sabes de tus penas, de toda tu tristeza, de tus momentos pasados, muchos de ellos escritos en aquel viejo cuaderno llorando por él, sintiéndote pequeña, sin valor, despreciada, desautorizada, patito feo entre cisnes de pega y de feria.

No llores, pasa el momento, seca las lágrimas, respira hondo y levanta la cabeza, mira orgullosa tu vida, tu hogar, tu familia, mira orgullosa a tus hijos, sonríe por ellos y no llores más.

Por ellos, seca tus lágrimas y vuelve a sonreír.


No hay comentarios:

Publicar un comentario